¿Cómo bajar la humedad en el ambiente de una habitación?

bajar humedad

Al pensar en la comodidad y confort en nuestro hogar, lo primero que se nos viene a la mente es la temperatura de este. Además de controlar el calor o el frío, es necesario prestarle atención al vapor de aire presente en los espacios, por ello debemos saber cómo bajar la humedad en el ambiente de una habitación.

Controlar los niveles adecuados de humedad en interiores es la clave para mejorar la sensación de confort y bienestar en el hogar. Por ello, es importante conocer cómo podemos bajar el nivel de ésta y mantenerla en un estado inofensivo para nuestra salud.

¿Qué problemas puede causar la humedad en las habitaciones?

En muchas ocasiones, la acumulación de humedad en nuestros espacios crea condiciones que no son buenas para nuestra salud. 

Por ello, antes de eliminar la humedad, es necesario que conozcas la importancia que tiene bajar la humedad en una habitación, sobre todo si el nivel de humedad supera el recomendado.

Algunos efectos negativos que tiene la humedad para tus espacios:

  • Origina mal olor en las habitaciones y en ropas y sábanas.
  • Fomenta la aparición de ácaros, bacterias y hongos.
  • Ocasiona manchas y moho en las paredes de la habilitación.
  • Deteriora notablemente los muebles.
  • Se tiene mayor sensación de calor en los días de verano.
  • La refrigeración de los espacios se dificulta.
  • El vapor de agua permite que se genere más sudor del habitual.
  • El frío durante el invierno es más intenso en los interiores.

Todas estas consecuencias pueden ocasionar problemas para la salud, en especial para las personas alérgicas. Además, provoca que tú hogar no sea confortable y agradable debido a los olores.

Así que, lo más recomendable es descubrir qué podemos hacer para darle solución a este problema.

¿Cuál es el nivel aceptable de humedad para una habitación?

En general, podemos establecer que el punto de saturación de la humedad en un espacio tendría un máximo de 100%. Dado esto, con la variación entre cantidades menores a este número puede decirnos en qué nivel de humedad se encuentra nuestra habitación.

Por lo tanto, si queremos establecer una medida estable, lo ideal es que la humedad de nuestros espacios oscile entre 40 y 60%

En caso de que quieras secar ropa será muy difícil si hay una humedad mayor al 70%, en cambio, por debajo del 30% tendremos una sensación de sequedad excesiva.

Para determinar el nivel de humedad en tu vivienda puedes usar equipos medidores o mecanismos con termostatos incluidos.

Trucos para bajar la humedad de una habitación

Muchos de los medios que usamos para climatizar nuestras estancias no cambian en absoluto el nivel de humedad en estos.

Un ejemplo de esto lo tienes cuando prendes el aire acondicionado para enfriar tu habitación, o usas la calefacción para calentarlo. En ambos casos solo controlas la temperatura, pero la humedad queda igual.

Para lograr modificar el nivel de humedad de manera sencilla en tu habitación, hemos recopilado algunos trucos que te servirán y son fáciles de ejecutar:

Usa un deshumidificador

deshumidificador

Aunque los consejos anteriores pueden ser de gran ayuda, necesitarás de un equipo especializado si vives en una zona con un nivel elevado de humedad.

Este aparato te ayudará a eliminar todo el exceso de humedad que se encuentre en tus habitaciones y disminuirlo al nivel que desees. 

Puedes encontrar deshumidificadores con varias capacidades, diferente potencia y de multitud de gamas, que sin duda te ayudarán a reducir la humedad en tu hogar de una forma rápida y eficiente.

Abre las ventanas

En caso de que no tengas un buen sistema de ventilación, sobre todo en invierno, es necesario que abras las ventanas cada cierto tiempo. La ventilación es esencial al momento de eliminar la humedad, por lo que debes dejar que entre el aire de afuera.

Cuida las zonas afectadas

Si tienes zonas o lugares que ya han sido afectados por el vapor de agua, no debes cubrirlas ni tratar de disfrazarlas colocando objetos encima. Si los suelos o paredes muestran rastros de humedad, lo mejor es dejar que se aireen o tratarlos profesionalmente.

No seques la ropa dentro de casa

Esta es una medida que se debe tomar en cuenta para los días de verano en los que puedes aprovechar el sol. Para la temporada de invierno, cuando no se pueda tender afuera, lo recomendable es usar algún aparato que controle el nivel de humedad, por ejemplo: un deshumidificador.

Conclusión para reducir la humedad

En sí, no podemos dejar de controlar la humedad en nuestro hogar, ya que las consecuencias pueden ser preocupantes, sobre todo para los niños y las personas alérgicas. 

Por ello, desde abrir ventanas hasta usar sistemas de ventilación o un deshumidificador son acciones importantes para combatir la humedad en el ambiente.

Seguro que usando algunos de los consejos que hemos mencionado podrás crear un ambiente confortable en tu hogar para tu familia y con una humedad en el ambiente óptima.

4.7/5 - (19 votos)