¿Cómo secar la ropa en casa durante el invierno?

secar ropa dentro de casa en invierno

Entre todos los quehaceres cotidianos, el lavar la ropa es uno que nunca dejamos de hacer, incluso si las condiciones no nos ayudan. En este caso, uno de los mayores retos es cuando llega el invierno con el frío y la lluvia, es aquí donde nos preguntamos, ¿Cómo secar la ropa en invierno dentro de casa?

Durante el invierno se vuelve necesario secar la ropa dentro de casa o bajo un techo que la proteja. Sin embargo, en ocasiones resulta imposible porque el ambiente es muy húmedo dentro de casa.

Sigue estos pequeños consejos que te daremos para que secar la ropa dentro de casa sea mucho más sencillo incluso en invierno.

¿Qué debes tener en cuenta cuando vas a secar tu ropa dentro de casa en invierno?

Aunque son muchas las recomendaciones que podemos seguir antes de secar nuestras prendas en el interior de casa, y aunque la temperatura dentro normalmente se mantiene estable, hay otros problemas que nos podemos encontrar, como son la falta de espacio o la acumulación de humedad en el interior.

Usar un tendedero adecuado

Por una parte, la falta de espacio se puede solucionar utilizando tendederos, ya sean móviles o plegables. Estos se pueden doblar y plegar para ser almacenados en un rincón, siempre al alcance de la mano. Incluso existen tendederos eléctricos que solucionan a la perfección el problema de la condensación de la humedad en las habitaciones al secar la ropa.

Es importante recordar que, si las estancias son pequeñas y poco ventiladas, puede ocasionar que la ropa tardará mucho tiempo en secarse o que huela a humedad. De hecho, si la tienes cerca de la cocina está podrá impregnarse con olor a humo, lo que puede llegar a ser desagradable.

Usar un radiador

Muchas personas hacen uso de los radiadores, que emanan calor, lo que ayuda a secar rápidamente la ropa. Para aprovechar este equipo puedes colocar tus prendas de vestir cerca de uno o hacer uso de un tendedero para radiadores.

Se puede usar cualquier radiador que emita calor sin que tenga una resistencia eléctrica, ya que los que tienen una resistencia eléctrica pueden ser peligrosos porque pueden provocar que arda nuestra ropa.

Secar la ropa usando un deshumidificador

deshumidificador

Existe una alternativa que muchas personas están adoptando gracias a su practicidad y buenos resultados. Con esto nos referimos a nada más y nada menos que los deshumidificadores.

¿Todavía no sabes que es un deshumidificador? Es un equipo que se encarga de reducir la humedad del aire de manera relativa. Además, es capaz de mantener el porcentaje de humedad del entorno de forma controlada y constante.

Con un buen deshumidificador podrás secar tanta ropa como quieras, ya que pueden llegar a extraer del aire hasta 30 litros diarios de agua, más que suficiente para secar cualquier colada por grande que sea.

¿Qué más hace un deshumidificador?

Además de eliminar y controlar la humedad, estos equipos se deshacen de los malos olores, mohos y otras condensaciones del espacio. Para esto extraen litros de humedad que sobran en el aire, condensándolo en su deposito interno.

Por esto, para elegir el deshumidificador correcto debes considerar el tamaño de la habitación donde lo vayas a usar. Esto se debe a que, se clasifican dependiendo de los litros de humedad que pueden absorber al día, por lo que es importante que sepas escoger el indicado para tus espacios.

Otras recomendaciones para secar la ropa en casa en invierno

Después de conocer las recomendaciones más comunes, también puedes seguir otros trucos que te ayudarán a lograr un mejor secado de tu ropa dentro de casa:

Durante el lavado

Por ejemplo, a la hora de lavarla puedes elegir un programa corto de centrifugado. Con esto, la ropa se escurre mucho mejor y más rápido.

Asimismo, debes evitar dejar la ropa durante largo tiempo dentro de la lavadora luego de haber finalizado el ciclo de lavado. Esto se debe a que esta acción ayuda a qué se acumule mucha más humedad en tus prendas.

Usar un secador de pelo

Para las piezas de ropa pequeñas, como ropa interior o calcetines, puedes usar incluso un secador de pelo. Al controlar la temperatura del aire que emite el aparato estarías cuidando de dañar o quemar las telas delicadas.

Usar toallas

De igual manera, otra aliada que puede ayudarte con esta tarea es la toalla, la cual contribuye con el secado de la ropa. Puedes extender una toalla en el suelo, colocar sobre ella la prenda que quieres secar y enrollarla ejerciendo presión, esta técnica ayuda a eliminar la humedad rápidamente.

Otra alternativa es introducir en tu lavadora una toalla gruesa con la ropa que quieras lavar en ese momento. Después es necesario un buen programa de centrifugado, la toalla se encargará de absorber la mayor cantidad de humedad.

Este truco es muy útil al momento de lavar sábanas, fundas o vaqueros.

Secar la ropa con el escurre verduras

Aunque suene raro, este es un consejo que te puede ayudar mucho al momento de reducir la humedad de tu ropa. Usando un escurridor de verduras podrás secar mucho más rápido las prendas pequeñas, como medias y ropa interior.

Con este utensilio de cocina es posible escurrir al máximo algunas piezas para quitar la humedad que está en ellas. Luego, puedes usar el secador o un radiador para secar en menos tiempo.

Recuerda que, al usar estos trucos podrás reducir el tiempo de secado de tu ropa, aunque es importante que de vez en cuando le des vueltas cada cierto tiempo. Con esto podrás notar cómo consigues que sequen más rápido tus prendas con recursos y gestos simples al alcance de cualquiera.

4.7/5 - (17 votos)